jueves, 26 de julio de 2012

El superhéroe definitivo

Ni Superman, ni Spiderman, ni Goku, ni pollas. Disculpad que lo escriba así pero es que no encuentro forma mejor de expresar lo que siento/pienso al ver la escena de una peli que hoy traiga a esta tribuna. La echaron el otro día en Antena 3 y quiso el destino que yo únicamente viese esa escena y poco más. Llegué tarde, vi eso mientras me tomaba un yogurt y, un tanto sorprendido por el absurdo que acaba de presenciar, me acosté.

Por favor, haced caso omiso de la antimorbo por excelencia, Monica Bellucci, y fijaos sobre todo en ese semental Clive Owen capaz de cargarse a 1, 2, 3... y hasta 8 señores ultraequipados para matarle y que le llegan por todas partes con una pistolilla y, por supuesto, sin dejar de dar placer a esta señora que ni se molesta en abrir los ojos y poner cara de susto. No, ella sigue a lo suyo, jadeando como una loca. ¿Y por qué? Porque sabe que entre sus piernas se encuentra un señor capaz de todo eso y seguramente de mucho más: Clive Owen, el superhéroe definitivo.


P.D.: no sé si calificar esta entrada como de Cine o de Humor, salomónicamente lo haré con ambas etiquetas.

2 comentarios:

  1. O_o qué hombre señoras!! Jajaja la verdad es q la escena es tristísima...

    ResponderEliminar
  2. Yo he visto esta película y recuerdo la jartá de reir que me dí con esta escena...

    Alfredo

    ResponderEliminar