lunes, 29 de marzo de 2010

Presentación de la portada de Lux Aeterna

El pasado sábado 27 la Prehermandad de Jesucristo Resucitado presentó su boletín anual Lux Aeterna y tuvieron a bien pedirme, como hermano, que presentase la portada y dijese unas breves palabras sobre la misma. La fotografía que la ilustra es obra de Rafael Rodríguez Guirado y ganadora del I Concurso de Fotografía de la Prehermandad.

Para mí fue un orgullo y un honor poder "pregonar" por así decirlo la fotografía y entregarle su premio a Rafa. El texto que leí y la fotografía lo dejo a continuación:

Buenas tardes.

Nos disponemos ahora a entregar el premio al ganador del primer concurso de fotografía de la Prehermandad.

Lo cierto es que, aunque el de este año sea nuestro tercer boletín, es la primera vez que organizamos un concurso para elegir la portada. Y lo cierto es que las portadas de años anteriores gozaron de una muy buena aceptación, eran fotografías estupendas. Pero creímos que ya había llegado el momento de iniciar nuestro concurso.

Intentamos ser un poco diferentes, un poco innovadores, porque entendemos que para hacer lo de siempre… ya están los de siempre. A quienes llegamos ahora nos toca innovar, refrescar. Y por ello impusimos dos novedades fundamentales: la primera es la recepción de las imágenes en formato digital, nada de fotografías en papel y nada de cartas. La segunda novedad tiene que ver con el sistema de elección del ganador al que añadimos una encuesta vía internet en la que se podía elegir a las imágenes finalistas mediante votación popular, dando a todos los cofrades la posibilidad de decidir de algún modo sobre la portada de Lux Aeterna para este año.

Y lo cierto es que creo que el resultado de todo esto es difícilmente mejorable.

En mi más sincera opinión, creo que la fotografía que ha ganado el concurso es, cuando menos, impactante. En ella podemos ver a la imagen de Jesucristo Resucitado que hace ya 50 años tallase Federico Coullaut-Valera Medigutía contra el cielo azul, intenso, de nuestra querida Almería. Y aun con 50 años como tiene la imagen, puedo afirmar, sin excesivo temor a equivocarme, que la perspectiva ante la que nos encontramos es radicalmente original e innovadora.

Además, es una fotografía evocadora que nos muestra a un Jesucristo Resucitado lleno de vida, tan vivo como lo veremos mañana entrando triunfal en Jerusalén, y con la mirada puesta en el Cielo donde le espera el Padre rebosante de Amor. Y es que tan grande es el triunfo de la Resurrección de Nuestro Señor que la cruz que tres días antes sostenía su cuerpo y era tan grande y tan pesada, ante la Resurrección se vuelve pequeña y ligera y el propio Jesucristo la enarbola para que sea el símbolo universal y eterno de los cristianos.

Y tras Jesucristo y encima de Él, el Cielo. Un cielo que en la fotografía percibimos inmenso, glorioso. Es un cielo que la propia fotografía nos invita a mirar con esperanza, con esperanza de Vida en Cristo. Y, que dicho sea de paso, ojalá este cielo tan despejado, con esas nubes que no consiguen sino darle credibilidad, sea el mejor de los presagios para la semana tan apasionante que nos espera.

Y si seguimos observando la fotografía, fijémonos por un momento en la luz que invade el rostro de Jesucristo. Parece una luz que viene directamente de Dios Padre que contempla la gloriosa Resurrección de su Hijo con gozo infinito. Y si hablamos de la luz, en la fotografía aparece un rayo de sol formidable proyectándose directamente sobre Nuestro Señor. Ese rayo, que no podremos saber si se debe a la casualidad o si será uno de esos pequeños milagros que acontecen a diario, parece la bendición de Dios Padre a su Hijo Resucitado, al Domingo de Resurrección.

Bien, como veis, son muchas las sensaciones que en mí despierta esta fotografía; pero no hagamos esperar más al ganador. Para nosotros es el primer concurso que convocamos, para él es el primero que gana. Por su juventud no me cabe la menor duda de que le quedan muchas grandes fotografías que hacer de la Semana Santa de Almería y muchos concursos que ganar. Esperamos de corazón que así sea y que el año que viene volvamos a contar con su participación en el nuestro. Que suba a recibir su premio Rafael Rodríguez Guirado.

Víctor Pérez Castro.

Almería, a 27 de marzo de 2010

PD: ¡¡Espero que te gustase Rafa!!

1 comentario:

  1. Estuvo magnífico Víctor!!
    Muchas gracias a todos de verdad!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar